Articles

Kodak Falló Miserablemente: ¿Dónde Salió Mal?

Posted by admin

«Presione el botón. Nosotros hacemos el resto»

—George Eastman

Ya en 1889, George Eastman fundó la Eastman Kodak Company y tuvo gran éxito en los años siguientes, más bien en el siglo. Este nombre gobernó el mercado por sí solo durante más de cien años para democratizar la fotografía. Kodak revolucionó la idea de la fotografía, cualquiera y todos pueden hacer clic en las imágenes con un solo clic. En 1935, justo antes de la Segunda Guerra Mundial, Kodak lanzó Kodachrome, la primera película en color que se utilizó en fotografía fija y cinematografía.

En 1962, las ventas de Kodak superaron los 1.000 millones de dólares. Al año siguiente, Kodak lanzó Instamatic y vendió más de 50 millones de cámaras en los primeros siete años de su lanzamiento. En 1972, las ventas de Kodak alcanzaron los 3 mil millones de dólares. En 1975, la cámara digital fue inventada por Steve Sasson, un ingeniero de Kodak. En 1976, la cuota de mercado de las cámaras Kodak era del 85% y la de las películas del 90%. En 1982, las ventas de Kodak alcanzaron los 10 mil millones de dólares, y ninguna otra marca pudo sobrevivir a la competencia de Kodak. Pero la nube llegó a su nombre cuando en 1984 Fuji, una marca japonesa, entró en el mercado con una película en color un 20% más barata. De 1991 a 2011, las ventas de Kodak disminuyeron constantemente, hasta que se declaró en quiebra en 2012.

La estrategia comercial de Kodak siguió el modelo de cuchillas y maquinillas de afeitar, lo que significa vender un artículo a un precio bajo para aumentar la venta de un producto complementario. Los consumidores usaban la cámara Kodak para hacer clic en las fotografías, y luego las enviaban a Kodak factory para imprimirlas. El producto principal de Kodak era la película y la impresión, y no la cámara. Así, con el viento de la digitalización soplando fuerte en el siglo XXI, la venta de Kodachrome se detuvo en 2006.

El paso era comprensible, ya que el intercambio digital y el almacenamiento de imágenes estaban ganando protagonismo. En la década de 1980, Kodak tuvo la aprensión de la próxima digitalización y comenzó a concentrarse en la impresión. Comenzó a fabricar impresoras caras y tintas más baratas, mientras que sus competidores se ocupaban de tintas costosas. El Director de Tecnología (CTO) de Kodak, Bill Lloyd, dijo en una entrevista con el New York Times que «Parece que Kodak había desarrollado anticuerpos contra cualquier cosa que pudiera competir con la película».

Kodak captó la ola creciente de la cámara digital, pero lo que id no pudo captar fue la explosión de las redes sociales. El cambio de lo digital a lo social ocurrió tan rápido que Kodak no estaba listo para seguir creciendo en esta nueva marea. La cámara digital no era el elefante en la habitación, lo eran los teléfonos inteligentes. Los teléfonos inteligentes comenzaron a reemplazar la cámara gradualmente, dando una competencia feroz no solo a Kodak, sino a todas las marcas de fabricación de cámaras.

La idea de imprimir imágenes se volvió obsoleta, ya que los usuarios preferían compartir y almacenar imágenes en medios digitales como las plataformas de redes sociales. Kodak intentó llegar a los usuarios objetivo iniciando un sitio Ofoto en 2001, con el fin de atraer a más personas para imprimir las imágenes digitales. Si Kodak hubiera pensado en compartir fotos como en Instagram, entonces podría haber evitado la espiral descendente. Justo después de tres años en 2004, Facebook se lanzó como el sitio de redes sociales más popular. Instagram Facebook adquirió Instagram en 2012, cuando Kodak se declaraba en quiebra, por un valor de 1.000 millones de dólares.

Al igual que todas las demás empresas comerciales, las razones del fracaso de Kodak pueden convergir en dos factores principales, desde un punto de vista panorámico. En primer lugar, Kodak fracasó en la reaparición y reinvención de la tecnología. Kodak comenzó en la dirección correcta con la invención de la cámara digital, pero luego se extravió en algún lugar intermedio. En una entrevista con el Ney York Times, el inventor Steve Sasson mencionó cómo estaba callado, la respuesta de la gerencia le dijo: «eso es lindo, pero no se lo digas a nadie.»Kodak invirtió miles de millones en cámaras digitales, pero se apegó a los complejos procedimientos de impresión y, después de mucho tiempo, finalmente adoptó la simplicidad de los procedimientos digitales.

Con los tiempos cambiantes, Kodak no pudo reformar sus modelos de negocio, muy al contrario que Fuji. Fuji, por otro lado, exploró nuevas oportunidades de negocio además del negocio del cine, como cintas de video y ópticas de cinta magnética, automatización de oficinas. Fuji entró en una empresa conjunta con Xerox. A partir de ahora, los ingresos de Fuji superan los 2 20 mil millones, floreciendo en el sector de la salud, la electrónica y otras soluciones de documentos. Fuji fue capaz de aceptar y adaptarse a los cambios disruptivos. Pero Kodak fracasó en reinventarse en esta nueva era de digitalización, globalización y automatización.

En segundo lugar, la complacencia y la arrogancia fatal de lograr el éxito final trajeron la perdición sobre el nombre. La historia de Kodak me recordó a Ícaro que se elevó más alto cerca del sol, no escuchó la advertencia de su padre y se encontró con su caída. La autocomplacencia hizo ciega a la marca, y la cultura anterior de abrazar e innovación cedió dando paso a modelos de negocio rígidos y no cooperativos. Al igual que Nokia, los propietarios y la dirección deben respetar debidamente a sus empleados.

Los empleados fueron enterrados bajo la presión jerárquica, y sus voces no se escucharon, lo que llevó a un completo desastre en el futuro. Según el análisis experto de Forbes, » Con la complacencia tan sólida como una roca, y nadie en la cima ni siquiera dedicando sus prioridades a convertir ese problema en una enorme urgencia en torno a una gran oportunidad, por supuesto, no llegaron a ninguna parte. Por supuesto, las sesiones de estrategia con el GRAN CEO no llegaron a ninguna parte. Por supuesto, todas las personas enterradas en la jerarquía que vieron los problemas que se avecinaban y tenían ideas para soluciones no progresaron. Sus jefes y compañeros los ignoraron.»

Antes de la digitalización, Kodak tenía una ventana de diez años. Pero era reacio a obtener un enfoque holístico para los cambios rápidos y rápidos. La lenta reacción a la aparición de la fotografía digital, la renuencia a abandonar el negocio del cine y la impresión y la necesidad de fluir en contra de la era transformadora llevaron a Kodak a sufrir la bancarrota. En 1999, en una entrevista con el New York Times, el entonces CEO de Kodak, George Fisher, » consideraba la fotografía digital como el enemigo, un monstruo maligno que mataría al negocio de papel y cine basado en productos químicos que alimentó las ventas y ganancias de Kodak durante décadas.»En lugar de adaptarse al tiempo, al igual que Fuji, trató de desafiarlo y no obtuvo nada de ello.

De toda la tragedia del nombre centenario Kodak, los empresarios y hombres de negocios en ciernes pueden aprender algunas lecciones valiosas.

  • Nunca ir contra la corriente: A principios de siglo, cuando la digitalización y la penetración de Internet estaban llamando a la puerta, Kodak estaba listo para expulsarla. La era cambiante debe tomarse en consideración antes de aventurarse en cualquier negocio. Los clientes objetivo y sus demandas son de importancia central si, como Kodak, uno se adhiere a sus reglas y estrategias de negocio antiguas then ¡que Dios los salve!
  • Explorar nuevas vías: Fuji no se concentró solo en el negocio de la impresión y las películas. Pero exploró otras vías que surgieron de la era cambiante. Kodak no lo hizo, mientras que su arrogancia lleva a la bancarrota en 2012, Fuji está bateando seises todo el tiempo y superando los 2 20 mil millones. Cambiar el tiempo da nuevas oportunidades, cuanto antes se entienda mejor.
  • Las jerarquías organizacionales no deben obstruir la comunicación: Un empleado feliz y una cultura de trabajo respetuosa y saludable son la base del crecimiento empresarial. La sólida complacencia de los CEOs no escuchó las voces de la innovación y el cambio. La compañía incluso se alejó de la innovación y el cambio de políticas seculares, con los que Eastman comenzó Kodak.

Esta década ha visto varios cambios en las condiciones del mercado y el aumento y la caída de muchas empresas comerciales. El auge de la economía de conciertos y soloprenuers está en pleno apogeo, y este mercado competitivo y lleno de gente puede ser un desafío para su negocio en crecimiento. Quieres evitar esos errores, pero ¿quién puede guiarte? Google te dará cientos de sitios web, pero un experto te guiará a fondo en tu viaje.

¿Quieres hablar con expertos en detalle? ¡Hable con nuestros expertos especializados de nicho ahora para conocer el diverso mercado competitivo con mayor detalle! En Vedak contamos con un grupo exclusivo de profesionales experimentados de la industria y veteranos que tienen un conocimiento profundo sobre el meollo del negocio. Póngase en contacto con nosotros para saber más.

Related Post

Leave A Comment